lunes, 19 de agosto de 2013

Alquimia






Hoy mutaré una piel
mañana otra
dejaré atrás lo que ya no sirve
para lucir colores nuevos

con los colores vendrán
también las sombras

quizás no termine nunca, tal vez
descubra que debajo de tanta piel
siempre tuve un ala rota

y me crezca en vez de hueso
una aleta, herencia
mutante de otro tiempo

la cola de un cometa
o el suspiro, de alguna
que otra,
estrella

fugaz


7 comentarios:

  1. estamos rodeados de compañeros, pienso al leer tu poema, somos la cadena hermosa que se forma con las partículas de todos ellos, y soñamos el vuelo porque algo tenemos de ala, y soñamos la luz porque algo tenemos de pequeña estrella. somos breves en la historia milenaria de unos años que, sin embargo, nos perpetúan. si todos pudiéramos comprenderlo, si todos pudiéramos escribir tu poema, tu simbiosis, tu mutación, tu empatía, tu respeto, el pulmón de todos los seres vivos que somos respiraría, sin duda, mucho mejor.
    me ha gustado mucho, claudia.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. honrada por tan preciosos ojos estos los que leen... "soñamos el vuelo porque algo tenemos de ala, y soñamos la luz porque algo tenemos de pequeña estrella" es asi es así
    creo que de alguna forma, cada uno a su manera, quizás a falta de aire, estamos mutando en alveolos. O en tu caso en materia Alb(eol)a(r). Que buena elección que hicieron tus padres en ese nombrarte... Estrella del Alba. La siempre naciente.

    ResponderEliminar
  3. Fugaz. También una a seguir adelante. Con la palabra, los versos, acaso para una apuesta a lo posible, a la utopía de vivir.

    Te agrego a mis enlaces.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Horacio! una apuesta a lo posible, totalmente!

      Eliminar
  4. Ay siempre con los colores vienen las sombras... y está muy bien.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar