domingo, 29 de diciembre de 2013

A primera vista



El poema abrió la boca.
Dijo sí como antes nunca.
Quiero. Sí.
Después me mordió.

El labio/ el entrecejo / el pensamiento / la voz.

Bella aparición.
De punta en blanco al pie de la letra.
Sonriendo con infinita ternura.
La tinta en flor.

Fue como viajar

Sí. Quiero. También quiero
besarte
hasta los huesos.
Extasiarme
de visión.

Dejame que te prenda
una vela un zahumerio
o al cuello
como un collar
de cuentas


que te lea
en procesión

Verter en tu entrelínea
perfume 
de gardenias
aceite de almendras

Hasta que llegues
y te entregues
extenuado
muerto de cansancio
exhausto

Hasta que llegues
y te entregues






Más de lo mismo pero diferente



Cerrar para abrir / una nueva abertura en la cerradura. Durar abierto lo que dure. Un instante. Un minuto. Un segundo. Abrirse al mundo. Mundear. Mutar. De luto, de piel, de letra, de sino, de sí(es) y de no(es). “No” es la contraseña de “sí”. Y sí, el lugar del nuevo comienzo. Allí donde te dejás ir. Allí donde te dejás. Ir al lugar donde ya no estás solo, sólo para decir adiós.


A Dios, la soledad del Uno y a Uno, darle todo. Darse todo. Darse a todos. Aunque todo parezca demasiado. Aunque (la) nada también lo sea. Des-cubrir los rojos y los blancos. Cubrir todos los des-pues: los des-amparos, los des-al-ojos. Los des-atinos. Los des-tinos. Los des-tiempos. Cubrir-se. Arroparse con la cáscara de una nuez. Arrojarse de una vez de la cáscara y comerse la nuez, el corazón, la mies, la miel. Disfrutar de los propios frutos. Y también del de los extra-años.


Amar hasta a los propios amos. Tus propi-etarios. Las partes que se volvieron más amos con los años. Dar al que amo lo que amo. Y al que ama, darle más aún. Por Osado. Por lo que os-ha- dado. Y al amo, la tristeza de su propia esclavitud. La de no poder nacer, permanecer sin nada en las manos. La no-libertad del amo. El no-amo-r del esclavo. Los clavos con los que clavo lo ya-dado. Y los dados que no dejo caer. Caer en caída/ libre horizontal hacia ambos lados. Mirar al de al lado. Sonreirle también. La sonrisa verdadera / ese bien preciado. El sin-precio del verdadero bien. La verdad del corazón. La co-razón. Lo genuino. La genialidad del no-juicio. Ese brillo.


Brillar sin hacerse el muy brillante. El brillo-antes del muy. Ser el brillo. Hacer brillar. Allí donde la sombra invita. Acudir a la cita. Integrar. Ser grano de trigo, molino, molinero, el hambre y el pan.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Des-conexiones ana-hilógicas



Evocar. Evohe! Evohé! -
Invocar con la boca inhalar jalar el aire hacia las velas/
Velar toda la noche por la noche que no llega/
por la noche que te llega/ por la noche que te llena/

Convocar al espíritu que infla y desinfla al mundo/
la luz del Numen/ y la fe en lo noumenico/
lo fenoménico/ lo feromónico/ feroz hegemónico/

Insuflar las llamas que inflaman/  flameando/  llamando
abriendosé paso entre lo que llama/
Considerar despacio el sideral espacio / el 5d-espacio atemporal /
temporizador atizador de estrellas/ ellas las bellas y ellos/
 sus destellos titilantes mutilantes mutantes instantes /

Estallidos aullidos tallados en el firmamento / firme osamenta /
osa mente mayor flotante del cielo/ hielo lunar melamínico/ la mente lámina
que lame lamenta la menta fresca del temblor único de los pulsares rutilantes /
aves gigantes del éter /migrantes cósmicas /cómicas kármicas
en capas por todos los rincones

Transparencias trans urgencias del cosmos /ósmosis del caos /
caernos caer en hoz / la coz pateando el tablero universal/
la sal del único verso que uso y digo/ usía y ousía malgastada  /
mal gastado de ante mano de antaño/ pólvora polvos en chimangos/
por dos mangos consigo hasta monos en kimonos
que comen de mi mano/ los mangos y las semillas
que sembramos en cualquier lado/  la carrera de cien millas
 a la que nos aferramos/ la recta final que a fe erramos

Forzamos la vida/  hasta secar su médula/  violamos sin piedad a la madre tierra/
 nos des-terramos con auto-forceps /nos encamisamos a la fuerza/
locura de corazones cerrados/ errados/ errantes navegantes delirantes

Cerrojos en los ojos a fuego herrados sobre la carne invidente/
infidente confidente/ Arena del desierto en la visión / miradas sesgadas/
y la miríada de mirillas por la que apenas se mira obturada/ obtusada/
las sierras invisibles y los visillos con los que vamos
ciegos a la siembra y a la siega/
directo a patinar en la ciénaga/ cien veces escribir no debo /
hasta que quede bien grabado sobre la sien /
a grava segada/
y la gramilla pisoteada
por todos los ojos que no dejan ni quieren
ver.